fbpx

Finanzas descentralizadas (DeFi): ¿Qué es lo que necesito saber?

Nick Szabo desde el origen de los tiempos (créditos para Chrome por la frase): 1995, promovió su idea sobre los contratos inteligentes (los smart contracts que has escuchado).

Hablamos de 13 años antes de crearse el Bitcoin, hablamos de una época claramente distinta como para despegar rápidamente la idea.

Por el 2016, publicó un trabajo llamado: “Smart Contracts” : Construyendo Bloques para los Mercados Digitales (traducción al Español). Base tan brillante sobre este Húngaro que hoy en día Ethereum luego del 2013 le tomaría la utilidad correcta.

Ethereum ya en el 2014, aterrizó un cambio radical a esta idea siendo bastante posible con la tecnología y enlace que tenemos, cosa que los contratos inteligentes (smart contracts a partir de ahora) daba cavida a los desarrolladores crear cualquier inimaginable cosa que hoy podrías hacer sobre un blockchain.

Esta ola antes siendo un experimento, transformó al mercado en un movimiento con vida propia, haciendo que el ecosistema financiero descentralizado operen billones de dólares cada mes.

2018 y 2019 fueron sus mejores años con el trabajo frecuente. No obstante, por el 2020 y ahora 2021, su crecimiento ha sido más que prominente. Fíjense como los proyectos del blockchain permiten crear canales directos entre las finanzas tradicionales y las criptomonedas. Genial ¿No?

Ahora si: ¿Por qué comenzamos hablar de Smart Contracts en un artículo sobre las Finanzas Descentralizadas (DeFi)?

Imagen sobre Finanzas descentralizadas (DeFi)

Los Smart Contracts es el corazón de DeFi: Ellos son acuerdos ejecutables totalmente automatizados que no necesitan de intermediarios (e.g.: Bancos, Abogados) para procederese en cuestión de minutos, usando la tecnología blockchain por debajo.

DeFi, en su gruesa parte está fabricada sobre los nodos del blockchain de Ethereum, siendo el next tecnológico que rompió la evolución financiera disruptiva iniciada hace 11 años con Bitcoin. Estas aplicaciones descentralizadas (dApps – descentralized apps) han subido enormemente el comercio de las criptomonedas (explicado en este artículo sobre las criptomonedas) en intercambios descentralizados (DEXs). Todos son totalmente P2P, es decir, sin necesidad que alguna compañía o entidad proporcione la plataforma. Ejemplo de ellos: Uniswap.

Las DeFi suelen también mencionarlas como “dinero Lego”, dado que entre más dApps se apilen, las ganancias se maximizan. Si usted hoy adquiere DAI Coin y luego la presta en Compound, generará intereses y todo desde su mano con el teléfono.

Las dApps tienen ya hoy un presente marcado pero su verdadero despegue apenas comienza, porque se vaticina gran impacto sobre la vida cotidiana.

EJEMPLO CONCEPTUAL SOBRE UN SMART CONTRACT

Supones una compañía de seguros, crear un Smart Contract suscrito para que en caso de sufrir un problema de salud, este cubra los gastos médicos. Según el diagnóstico médico parametrizado, el posible problema aplica la póliza o quizás la niegue para no agotar recursos innecesarios. De esta forma, un Smart Contract suscrito, sería muchísimo más económico, pudiendo ser asequible a más personas.

También es posible generar Smart Contracts para permitir comprar automóviles, teléfonos, terrenos o cualquier elemento intangible que sea exclusivamente controlado por una cadena de bloques llamadas: “Smart property”. Smart Property significa que implicas nivel de confianza garantizado contra el fraude sobre un Smart Contract.

Si llevamos los Smart Contracts al lado de la programación, puedes asociarlo como trozos de código similares a los que creamos hoy en día: APIs. Tenemos unos programadores que nos colocan estas puertas con protocolos, reglamentos, una estructura de datos, es decir, un contracto a cumplir. Es allí donde tenemos que atravesar, pero no es Smart dado que la estructura posee datos ya predecibles. Tampoco está garantizado, debido que depende de un servidor controlado por otra persona que posee el control para que esto opere o peor, deje de funcionar.

El contrato está centralizado y por ende, los terceros están comprometidos. No es inteligente, no es “Smart”.

A diferencia, un Smart Contract está allí en la nube, siempre con el mismo comportamiento y que ofrece la libertad de alojar datos sin poder ser modificados con malas intenciones. Están distribuidos en millones de nodos que no podrán modificar su contenido: Inmutables.

Tiende ser los programas más seguros creados que la única manera de fallar es porque se programó mal, no por alguna modificación durante el camino por alguien.

PRIMEROS LOGROS

Los reguladores han estado detrás de la curva al DeFi porque aún han podido florecer, esencialmente en los préstamos ya que ofrecer préstamos conocidos sin garantía, hay requerimientos legales que los prestamistas y los “prestatarios” deben conocer, como evaluar la capacidad del prestatario para pagar la deuda.

En DeFi, nada de eso hay: Todo radica en la confianza mutua y además, preservar la privacidad: Ninguno conoce del otro. Por lo tanto, hay un equilibrio que fomentar para seguir protegiendo la sociedad antes tales riesgos, como el colocar dinero en rincones no regulados… O lo que es más real Donde los Bancos e Instituciones finanieras no participen como intermediario para ganarse sus vidas.

Pero hay más, la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU (SEC) saltó de tierra al cielo aplicando un giro 180c adoptando DeFi para aprobar un fondo basado en Ethereum llamado: Arca. Si, primera vez. Pues parece que es más sabio abrazar el cambio.

Hay otras instituciones financieras de alto calibre que atrás no se están quedando, comenzado adoptar DeFi, ubicando las maneras de participar.

¿QUÉ HAY CON LOS BANCOS O ENTIDADES FINANCIERAS CENTRALIZADAS?

No son la excepción tampoco, y son bienvenidos ya que el mayor desafío hacia la innovación financiera es el ambiente pesado que han creado algunas regulaciones bastante antañas por eras ya no compatibles. 75 de los bancos más grandes del mundo ya están montados en el tren con el blockchain, pudiendo acelerar pagos como parte de la red de información interbancaria. Genial ¿Eh?

Por nombrar algunas: Royal Bank de Canadá, JP Morgan, ANZ, Citi y otros han considerado a sus clientes mantener sus criptomonedas en sus cuentas.

JPMorgan comentó cerca del 2019 que la tecnología blockchain ha sido una de las bases de la moneda digital y poder procesar pagos rápidos, describiendo asímismo proyectos exitosos del mundo real para el blockchain. Por ende, el 2019 como auge del dinero digital los tenían de membrete en sus puertas.

El efecto COVID-19 ha hecho que también fondos de gestión como Grayscale hayan invertido en criptomonedas, unos de los más gordos del mundo con más de 4.500 millones de dólares en bitcoins, permitiéndoles reducir las tasas de interés mundial.

En el clima huele a DeFi y es que claro! Sus retornos son más altos a los ahorradores que las entidades de la calle principal: Compound (dApp), ha estado ofreciendo intereses encima del 6% por año por solo ahorrar en USDT (stablecoin). Recibes tokens también por ahorrar, beneficios adicionales. Personas sin cuentas bancarias y solo un teléfono, las DeFi les abre las posibilidades de las finanzas.

RELACIÓN ENTRE SMART CONTRACTS Y BITCOIN

Bitcoin y Ethereum son monedas digitales, si. Pero fines principales con el ETH no es para establecerse como un sistema monetario alternativo como lo hace Bitcoin, sino facilitar y monetizar el funcionamiento del Smart Contract y la plataforma de aplicaciones descentralizadas (dApps).

La más grande diferencia son esos objetivos: El Bitcoin nació como alternativa a las monedas conocidas, por lo que aspira ser un medio de intercambio con un valor.

Ethereum para facilitar contratos y aplicaciones inmutables y programáticos a través de su propia moneda. Por ende, no compiten entre si. Aunque estamos claro que la popularidad de Bitcoin lo ha puesto a pisar turbo a sus alternativas.

Pero creo que es importante marcar a partir de acá las diferencias: Ethereum usado para cadenas de bloques que admite la red Bitcoin.

DESVENTAJAS PREVISTAS

DeFi a pesar de los beneficios, también puede estar expuesta a fallas, no solo técnicas.

Dar a los seres humanos control total de su dinero y activos, también es arriesgado: Claves privadas perdidas, contraseñas olvidadas, direcciones mal escritas. Un sinnúmero de maneras en la que las personas pueden perder sus criptomonedas crece y crece.

¿Escuchaste sobre Stefan Thomas, el programador Alemán que le quedan 2 intentos para averigüar su contraseña en su cuenta de Bitcoins que tiene un valor de 350 millones de dólares? Nada más y nada menos que 7.002 Bitcoins en su momento (hoy a 50.000 dólares cada Bitcoin). Hace 2 años perdió el documento donde escribió su contraseña de su billetera llamado IronKey. Pues eso es lo que es Bitcoin: Cuenta bancaria digital y cada quién mantiene su dinero sin que ningún Gobierno prevenga o regule. Y hay una quinat parte de todos los bitcoins que faltan hehe!

Adicionalmente, los Smart contracts abren posibilidad de vectores de ataques que no existen en sistemas financieros (e.g.: Ataque DAO), haciendo perder cantidades millonarias en criptomonedas a miles de personas.

Por otro lado, el panorama regulatorio de DeFi sigue siendo algo ambigüo en el mejor de los casos: Algunas entidades gubernamentales están avanzado con ello, pero que todavía sus clasificaciones son inciertas y eso ha ha hecho que las compañías duden de lleno lanzarse como tal.

Pero con todo y lo nombrado, las desventajas no superan las ventajas: Solo en el 2020 la cantidad de verdes puesto en mesa por usuarios, fueron alrededor de 125 millones de dólares en criptomonedas en dApps.

Otras plataformas de préstamos están comprendiendo la mayor parte del espacio en DeFi, entre las 5 más usadas son basadas en ella. Hay Instituciones que están laborando sobre plataformas de gestión de activos digitales, permitiendo a sus clientes operar en panorama de Defi sin necesidad que ellos sean los 100% responsables de controlar sus activos. Mencionados como los Bancos anteriores y otros bastante exclusivos como Fidelity, están en eso.

EJEMPLO CONCEPTUAL SOBRE UN SMART CONTRACT

Flujo de principio a fin sobre un Smart Contract

FUTURO

Bienvenido a la nuvea tecnología del Blockchain, junto con sus nuevos Smart Contracts, bienvenido a la tecnología del Blockchain y Smart Contracts.

Como ya lo ves, Blockchain es un enorme libro digital de transacciones. Un libro que puede mantener cualquier cosa registrada importante con los detalles estrictamente necesarios, como registros de cuentas financieras, actividades de propiedad ya explicado, actas de nacimiento, procedimientos médicos y otras cosas que la computadora pueda registrar.

Estate pendiente para los próximos artículos donde compartiremos un tutorial para crear Smart Contracts básicos con las herramientas más amigables que coexisten hoy en día para el Blockchain technology.

Cualquier duda o confusión, déjame saber en los comentarios.

Author avatar
1antares1
http://bit.ly/koaltares
📱 Ionic Mobile Architect | 🔗 Blockchain Enthusiast